Alquileres de temporada: semejanzas y diferencias con alquileres de larga duración

¿Alquiler de temporada o alquiler de larga duración ?

 

Una de las dudas que más nos plantean los clientes que quieren destinar un inmueble al alquiler es poder entender las diferencias que existen estos dos tipos de alquiler de una vivienda : el alquiler de larga duración y  el  alquiler de temporada .

Esta claro que uno y otro tienen no solo sus pros y contras sino que también tienen una distinta regulación legal que influyen directamente en la relación arrendaticia entre las partes .

En la Ley de Arrendamientos Urbanos se hace una clara distinción entre un tipo de arrendamiento y otro .

Por una parte , el arrendamiento de larga duración es lo que viene definido en la Ley como un Arrendamiento de vivienda propiamente dicho, en el cual el inquilino tiene previsto ubicar su residencia y lo define como aquel que tiene como destino el “satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario”, es decir,  que pueda cumplir las condiciones en las cuales el arrendatario pueda establecer su vivienda habitual .

Por otra parte , los arrendamientos de temporada se definen cómo  aquellos que tienen un  “uso distinto del de vivienda.

Y dicho así es lógico que algunos os podáis preguntar si no pueden ser usados para vivir en ellos.  Sin emabrgo Estas viviendas si bien va a satisfacer también la necesidad de vivienda del inquilino , no lo hace de una forma permanente, sino temporal, es decir no van a ser susceptibles constituir su vivienda habitual porque ya la tienen ubicada en otra vivienda .Para que podamos entenderlo mejor , imaginemos a una persona cuyo hogar o vivienda habitual esta situada en cualquier ciudad de España pero que tiene que  residir durante una temporada en Barcelona , bien por motivos de trabajo o de estudios , y necesita una vivienda para alojarse durante su estancia , en este caso , si le arrendamos una vivienda para  satisfacer esa necesidad , el tipo de contrato de arrendamiento sería un arrendamiento distinto al de vivienda ( o de temporada ).

En resumen , el hecho que hace que un contrato de arrendamiento sea de vivienda o distinto de  vivienda  (es decir de temporada)  no es la duración más o menos larga del contrato (aunque ciertamente la duración es un indicio a tener en cuenta) sino que tipo de necesidad de vivienda del inquilino vamos a satisfacer .

 

Si le arrendamos la vivienda para que constituya su hogar permanente , entonces estaremos ante un arrendamiento de vivienda.

 

¿ En qué nos afecta en la relación con el inquilino que nos encontremos entre uno y otro tipo de contrato ?

 La principal diferencia entre ambos contratos es que en los contratos de arrendamiento de vivienda tenemos muy poca libertad de pactos entre las partes, pues todas las cláusulas del contrato han de sujetarse a lo que dispone el Titulo II de la citada Ley, mientras que cuando nos encontramos ante  un arrendamiento de temporada ( uso distinto al de vivienda ) la libertad de pactos entre las partes es mayor al no sujetarse a dichas disposiciones.

A modo de ejemplo , el tiempo mínimo de duración del contrato en un contrato de arrendamiento de vivienda va a ser de cinco  años cuando  el arrendador es persona física o siete años  si es persona jurídica, y ese tiempo de duración ha de ser respetado por las partes a la hora de firmar el contrato , en cambio si se trata de un arrendamiento de temporada, el plazo de duración lo pactan libremente las partes y cuando se finaliza el plazo , el contrato se termina, debiendo obligatoriamente el inquilino cumplir el plazo hasta el final obligatoriamente.

En los contratos de uso distinto al de vivienda , las partes solo se van a someter a la LAU en lo referente a fianza  ( que en este caso , la fianza que se le puede  exigir al inquilino será de dos mensualidades) pudiendo pactar libremente el resto de las cláusulas .

Otra forma de  alquiler  de temporada que podría confundirnos con lo que hemos indicado anteriormente es el alquiler turístico , sin embargo hemos de tener en cuenta que este tipo de alquileres difieren de los de uso diferente al de vivienda  que hemos indicado porque no van a ser regulados por la LAU sino por una legislación de turismo especifica según la Comunidad Autónoma en donde radique el inmueble, que en caso de Catalunya es el Decreto 75/2020, de 4 de agosto, de turismo de Cataluña, para lo cual las viviendas que van a ser destinadas a este fin turístico han de cumplir unos requisitos legales mínimos  en cuanto a servicios y caraterísticas que marca el citado cuerpo legal, además de tener que estar inscritas en el Registro de Turismo de la Generalitat de Catalunya para poder ser alquiladas como viviendas turísticas.

Si aun te quedan dudas o crees que vas a necesitar ayuda para poner en alquiler tu inmueble, recuerda que en Ático tenemos una amplia y demostrada experiencia en el mercado inmobiliario de Barcelona y cualquiera de nuestros profesionales están encantados de ayudarte .

Contacta ahora con nosotros

Artículos Relacionados

Certificado de eficiencia energética: Qué es, para qué sirve y por qué es necesario

Certificado de eficiencia energética de los inmuebles: ¿Es necesario  obtenerlo y por qué ...

sigue leyendo

Cláusulas COVID en contratos de alquiler

¿Es necesario incluir una cláusula COVID en mi contrato de arrendamiento ? Hasta que a...

sigue leyendo

Nueva ley para la limitación de los precios de alquiler en Cataluña

Desde el día 22 de Septiembre de 2020 está en vigor en Cataluña la nueva ley 11/2020 de 18 de...

sigue leyendo

Únete a la discusión

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar